La levedad del ser

La levedad del ser

jueves, 22 de octubre de 2015

Ernest Hemingway, Premio Nobel 1954, un resumen de su vida y obra

Uno de los escritores estadounidenses más destacados del siglo XX


Ernest Hemingway (en inglés), el Premio nobel de literatura 1954, vivió y murió al estilo de sus obras: con una violencia y un ansia por aventuras y emociones desbordantes. Polémico pero a la vez respetado, tanto la temática de sus novelas como su estilo directo y claro han marcado un antes y un después en la literatura contemporánea de los Estados Unidos. A continuación presentamos un resumen biográfico y de los principales escritos de uno de los representantes de la llamada generación perdida.

Breve biografía de Ernest Hemingway

Nacido en un pueblo próspero muy cercano a Chicago en 1899, de padre médico y madre música, la aventura de Ernest Hemingway comenzó a sus 19 años, cuando participó voluntariamente como chofer de ambulancias durante la Primera Guerra Mundial. Allí fue herido gravemente por primera vez.

Luego de regresar a casa y trabajar unos meses como periodista, viaja a París, donde vive -casi ininterrumpidamente- durante 7 años, hasta 1928 y se integra al círculo de intelectuales estadounidenses conocido como "La generación perdida" que incluye a figuras como Ezra Pound, Jhon Steinbeck y William Faulkner Comienza en estos años también su conocida vinculación con España.

En los años 30 Ernest Hemingway vive la mayor parte del tiempo en Cayo Hueso, Florida, realizando constantes travesías por el Caribe e, incluso, viaja a África. En 1937 se traslada a España para cubrir la Guerra Civil. En 1939 escogió a Cuba como residencia de invierno y entre 1944 y 1945 cubrió como corresponsal la Segunda Guerra Mundial, recibiendo una estrella de bronce por su valentía.

En 1954 Ernest Hemingway sufre dos accidentes de aviación graves en África; mientras convalecía, recibió la noticia de haber sido galardonado con el Premio nobel de literatura. Un año antes había ganado el Premio Pulitzer por su famosa novela El viejo y el mar.

Durante los últimos años de su vida, su salud física se deterioró considerablemente, lo que le generó además una profunda depresión.

Fue tratado varias veces con electrochoques en la prestigiosa Clínica Mayo. La imposibilidad de superar estas dolencias y mejorar su ánimo le llevaron al suicidio, el 2 de julio de 1961, en su cabaña de Ketchum, Idaho.

Ernest Hemingway estuvo casado cuatro veces y tuvo 3 hijos. Tanto su padre, como dos de sus hermanos y una nieta (la conocida actriz y modelo Margaux Hemingway) también cometieron suicidio.

La obra de Ernest Hemingway

Hemingway escribió en total 10 novelas, de las cuales 3 fueron publicadas en forma póstuma, y 9 libros de ensayos y memorias, además de numerosos cuentos y poemas. Entre ellas cabe destacar:

-Fiesta (The sun also rises), su primer gran éxito editorial, que recoge el ambiente y experiencias del grupo de intelectuales estadounidenses conocido como “la generación perdida”, en París del periodo de entreguerras. La novela transcurre entre Francia y España.

-Por quien doblan las campanas. Considerada una de las más importantes, narra un episodio de la guerra civil española, concretamente las vivencias de un voluntario estadounidense y un grupo de guerrilleros republicanos y su lucha en las montañas. El título es tomado de un poema de 1624 de John Donne (“...La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad; por consiguiente nunca preguntes por quién doblan las campanas: doblan por ti.”)

-El Viejo y el mar. Sin duda la obra más conocida y leída de Ernest Hemingway, cuenta la historia de Santiago, un viejo pescador caído en desgracia, en una jornada en la que, pescando él solo, captura un pez enorme, y enfrenta enormes dificultades  para llevarlo a tierra. El viejo y el mar recibió el Premio Pulitzer en 1953. 

-París era una fiesta (A moveable feast). un relato totalmente autobiográfico en las que describe sus experiencias como un joven intelectual en París de los años veinte, y sus relaciones con los otros escritores de la generación perdida.

El estilo y la temática en las obras de Ernest Hemingway

Si algo caracteriza a Ernest Hemingway como cuentista y novelista es su capacidad de escribir en un lenguaje sobrio y algunas veces lacónico. Su estilo minimalista, alejado de la pomposidad o el uso excesivo de figuras literarias, más propio de los escritores del siglo XIX, representa un cambio revolucionario. Este estilo influyó decisivamente en los autores de la generación siguiente.

Esta característica no deja, sin embargo, de contar con críticos. William Faulkner, por ejemplo, llegó a decir de Hemingway que "no había llegado a utilizar jamás una palabra que obligase al lector a acudir a un diccionario" (en inglés). También se le “acusa” de eliminar la descripción de las emociones en sus relatos, cuando la verdad es que buscó expresarlos a través de la realidad misma, es decir, que surgieran en la imaginación del lector a través del relato de los hechos, y no de una narración directa.

Aunado a este estilo particular, es la temática de las obras de Ernest Hemingway la que lo ha acercado tanto a sus lectores, y el hecho de que hablara de sus propias experiencias. Así, la guerra (presenció y sufrió directamente tres de ellas), el amor (estuvo casado cuatro veces, sin contar diversos romances), la naturaleza (vivía largas temporadas en el campo, practicando la pesca y la caza) o la pérdida son temas recurrentes, que trata con pasión y fuerza.